NUESTRA HISTORIA

El mundo está lleno de cosas mágicas, esperando pacientemente a que nuestros sentidos se agudicen.

Aquellos bafles hechos de alfombra negra eran la onda esos días, y se tocaba únicamente la música más chida del momento. Pertenecíamos a una generación de sonideros que montaban enormes reflectores para iluminar las fiestas de XV años de todas las colonias del Distrito Federal.


Era una chida competencia entre DJs que nos llevó a comprar más equipo. Recuerdo bien que fue en las calles de Mesones y Bolivar del Centro Histórico de la Ciudad de México donde encontramos las mejores marcas de equipo de sonido.

Así fue como formamos este negocio de renta de sonido e iluminación para fiestas y eventos; y sin pensarlo dos veces, dos cuates y yo, nos pusimos a chambear sin ninguna publicidad, preparándonos, llevando la magia sonora y el más chido de los ambientes a todos nuestros clientes.

nosotros

NUESTRA HISTORIA

El mundo está lleno de cosas mágicas, esperando pacientemente a que nuestros sentidos se agudicen.